Casariche (Sevilla)


3 - 09 - 05

 

Por desgracia, como viene siendo ya una mala costumbre en algunos conciertos de Diputación, no tengo buenos recuerdos sobre este concierto, debido a que se está repitiendo la misma situación de dejadez y descontrol por parte de los ayuntamientos y de los técnicos de sonido que contratan para sonorizarlo.

El escenario estaba muy bien, y era muy amplio, y llegamos sobre las 19:30, para montar sin prisas y probar sonido en condiciones, en previsión de posibles problemas que retrasaran el inicio del concierto, pero aun así, los hubo y muy grandes durante el concierto. Se supone, que a la hora que llegamos nosotros, debe estar todo montado y listo para probar, pero no era así, y además, los técnicos no llevaron el equipo adecuado, con la “excusa de siempre” que ya cansa… “es que el ayuntamiento no nos paga o nos paga muy poco y por eso no traemos más equipo”… el caso es que como siempre, los que “pagan el pato” son los músicos, y si algo sale mal por el motivo que sea, son los que están encima del escenario los que dan la cara ante los problemas, sean o no ajenos a ellos. Entre otras cosas, solo había en principio dos monitores, faltaban micrófonos para sonorizar la batería, había cables en mal estado que producían cortes en el sonido y ruido considerable, la mesa de mezclas no permitía que los monitores tuvieran una mezcla individualizada para cada músico como es lo normal, la seguridad de las tomas eléctricas era nula, con los “riesgos laborales” que ello conlleva… etc, etc, y todo esto unido a la incompetencia y falta de conocimiento total de los “técnicos”, que el más mayor no creo que superara los 15 años… (aunque la corta edad no es sinónimo de falta de conocimiento, porque me consta que hay técnicos muy jóvenes y muy bien cualificados) condujo a que se caldearan mucho los ánimos entre el grupo y los técnicos, y entre nosotros mismos, lo cual afectó considerablemente en la actuación. En mi caso, esta prueba fue muy difícil, porque gran parte del concierto me lo pasé si escuchar absolutamente nada de lo que tocaba… pedí disculpas si cometía errores, y puse como símil que “es como conducir un coche con los ojos vendados” …


Vista del escenario mientras montábamos



Lo hicimos como pudimos, aunque estuvimos a punto de cancelarlo… al final del concierto, el mismo alcalde nos pidió disculpas por los problemas que habíamos tenido, y nos comentó que aun así le había gustado mucho, porque Dire Straits es uno de sus grupos favoritos, y nos emplazó a volver próximamente esta vez “a lo grande”, sin escatimar en detalles… . No sé… sobre estos comentarios post-concierto, también por la experiencia, solo puedo decir que “obras son amores”, porque en muchas ocasiones las palabras se las ha llevado el viento… y el tiempo…

Una vez más, siento tener que contar estas historias, pero al menos espero que sirvan a otros músicos, para que sepan que a estos niveles en los que nos estamos moviendo nosotros actualmente, se pueden encontrar con estos problemas. Todo esto contrasta mucho con la gran noche que vivimos el día anterior en Herrera, en la que todo marchó sobre ruedas, porque simplemente estaba muy bien organizado.

Quiero agradecer a Esteban y Alberto, que aguantaran junto a nosotros “el chaparrón”, ya que inicialmente iban a grabar este concierto como lo hicieron la noche anterior en Herrera, pero al final desistimos todos de la idea, debido que no era el concierto ni el ambiente más adecuado para grabar. También dar las gracias a la gente de Herrera (Rafa & cia.), que vinieron a vernos una vez más, y a darnos ánimos durante y después del concierto.


Alberto y Esteban, probando las cámaras, antes de decidir no grabar.


…: RSR :…
 

 

  Volver atrás