Ignacio Navarro


Batería

Mis primeros pasos como instrumentista, los daría con 12 o 13 años, cuando me construí una batería a base de bombos de colón, trapos pintados a modo de parches y latas con lo que fui tirando y perfeccionándola hasta que con 16 tuve mi primera batería de verdad, por el módico precio de 3.000 ptas.  lo que significó un gran paso.

Algo más adelante, ya finalmente conseguí una batería Honsuy “de verdad”. Como casi todos comencé tocando con amigos, era un poco anárquico pero divertido, como con mi difunto colega Carlos González Prevost a la guitarra, con el que pasamos noches enteras tocando los dos en una casa en mitad del campo, con lo cual el volumen no era problema... estos momentos fueron interesantes ejercicios de coordinación y resistencia.

El primer grupo lo formamos Francis Suarez al bajo y Juan Ramón (ahora bajista con Kiko Veneno) a la guitarra, proyecto que la mili de Juan Ramón nos obligó a dejar. Así más adelante, respondiendo a un anuncio, surgió el grupo TRAMA. Formación en la que permanecí varios años,  actuando en fiestas de facultades, bares, ferias, y lo que salía, junto a Antonio José, Adelardo (Guitarra) y Francis al bajo. Posteriormente debido a diversas obligaciones de los miembros
-en mi caso tener que ocupar mi tiempo entre el trabajo y la Universidad- este grupo se disuelve.

Por mi parte, tras finalizar los estudios, nuevamente el horizonte musical se abre ante mí, así contacto con los antiguos componentes al tener conocimiento de que el guitarra que estuvo unos años en USA y Londres había vuelto. Así TRAMA volvemos a reunirnos sobre el año 93 incorporándose Alberto Díaz como bajista, , consolidándose esta formación durante un par de años,  en una segunda etapa del grupo

Posteriormente el grupo se deshizo. Alberto Díaz y yo, junto con una serie de guitarristas que fueron desfilando por el grupo, nos dedicamos a la realización de temas propios. 

Este proyecto se vio truncado por la marcha de Alberto a Barcelona por motivos de trabajo, ante lo cual y con objeto de, al menos dejar plasmado para la posteridad el trabajo que habíamos ido desarrollando, decidimos grabar una maqueta. Esta se hizo de forma bastante particular, grabamos la voz, el bajo y la batería antes de su marcha. Yo comencé a moverme para buscar grupo,  y así entablé contacto con Roberto Sanchez, que había puesto un anuncio buscando batería para tocar temas de Cream, Hendrix, etc. 

Le propuse a Roberto la participación en la maqueta que queríamos grabar Alberto y yo, a lo cual aceptó. Localicé a un amigo de la mili, José Ramón Planas, que aunque tenía su grupo con sus colegas de toda la vida, también se apuntó a la historia. Así, utilizando la grabación con base de voz, bajo y batería, se prepararon los temas en un auténtico alarde de grupo virtual, y habiendo tocado juntos los cuatro solo una vez, nos fuimos al estudio de Miguel Ángel Montero y grabamos en dos mañanas aprovechando que Alberto venía durante dos días a Sevilla la maqueta del grupo TAL llamada Diciembre.

 

Una vez terminado este proyecto Roberto y yo decidimos emprender una nueva aventura musical, de lo que surge el QUESTION MARK. Esta formación se mantuvo durante un par de años, donde dimos diversos conciertos por la zona.

Posteriormente se disuelve y volvemos a crear otro grupo, junto a un nuevo vocalista Enrique Rodríguez y un nuevo bajista Ignacio Cintado (bajista de Navajita Plateá) que durante los meses de invierno, tiene tiempo para dedicar a estas lides, y afrontar temas de funky, rock, soul, blues, que es lo que hicimos en este grupo que se llamó INSOULVENTES.Finalmente, nos separamos musicalmente cuando, según los planes y por exigencias profesionales, Ignacio Cintado se marcha de gira, y Enrique Rodríguez  se va de como cantante de una orquesta.

 Así pues, Roberto y yo, continuando con el camino emprendido, formamos el grupo THE NEXT TRAIN, y ... en ello estamos desde el año 2002, con el que esperamos continuar dando buenos momentos sobre todo a los amantes de Dire Straits.

 Por mi parte como batería este grupo me produce satisfacción por los baterías que han pasado por D.S tanto por el particular estilo de Pick Withers que proviene del Jazz, más técnico y reflexivo, como el de Terry Williams, más nervioso y visceral, este aspecto proporciona una riqueza extra a la base rítmica, al percibir en algunos temas las distintas visiones de cada uno.

Volver atrás